Quiénes somos

Abonos Lourido. Cuidando el monte hacemos tierra

El monte siempre fue un espacio donde se abrazan lo natural con lo ecológico, la sensación de libertad con el viento, la fauna con la flora. Todo está en perfecta armonía. Además, Galicia es el lugar en el que el lobo, los duendes, las mouras encantadas y las construcciones milenarias se combinan para crear el fermento del alma gallega. Es el lugar donde crece la planta mágica: el tojo. 

El monte

Nuestros antepasados consideraban el tojo una joya porque representaba la base de su sustento. Con él se alimentaba el ganado, se fertilizaban las tierras y se calentaban hornos y lares.

Nosotros, en Abonos Lourido, desde la aldea de Rebordechán (Ayuntamiento de Crecente, Pontevedra) queremos acercar sus cualidades. En la huerta de la aldea, en los jardines y balcones de las ciudades. Contemplando la belleza de las flores que se alimentan de nuestro sustrato de tojo, saboreando los frutos y hortanizas que con él crecen.

Tratamos al tojo como un tesoro, mimándolo en un largo proceso de fermentación y compostaje que nos permite elaborar sustratos con los que transmitir a frutos, legumbres y plantas toda la magia y sabor que el monte encierra.